Historia

Pixar se fundó como una división de Lucasfilm,bajo la denominación The Graphics Group, con la contratación en 1979 del doctor del Instituto de Tecnología de Nueva York (NYIT) Ed Catmull. En NYIT, los investigadores trabajaron en una película experimental llamada The Works, aunque nunca fue estrenada. Cuando el grupo se independizó de Lucasfilm el equipo trabajó en crear un precursor de RenderMan llamado ‘Motion Doctor’, que permitiría que los animadores tradicionales realizaran animación con computadora sin necesidad de experiencia previa.

Estudios de PIXAR en California, Estados Unidos

Seguidamente, el equipo empezó a trabajar en las sucesiones de las películas producidas para Lucasfilm o en las películas con Industrial Light & Magic. Después de años de éxito e investigación, con hitos importantes en películas como La ira de Khan y El secreto de la pirámide, el grupo fue comprado en 1986 por Steve Jobs —tras dejar Apple— por 5 millones de dólares a George Lucas; e invirtió otros 5 millones de dólares de capital en la compañía. Un factor que contribuyó para la venta fueron las dificultades para obtener liquidez tras la separación de Lucas en 1983, que coincidió además con la baja repentina de los créditos de Star Wars tras el lanzamiento de Return of the Jedi y al desastre de recaudación de Howard the Duck. La compañía pasó a ser encabezada por Ed Catmull, presidente y gerente, y Alvy Ray Smith, vicepresidente ejecutivo y director de la compañía. Los trabajos sirvieron como base del presidente.

Steve Jobs, creador de Apple posando junto al flexo característico de la empresa de animación

Inicialmente, Pixar era una compañía de hardware gráfico cuyo producto base fue la Pixar Image Computer, un sistema vendido sobre todo a agencias estatales y la comunidad médica. Uno de los principales compradores de estas computadoras eran los estudios Disney, que utilizaban el dispositivo como parte de sus proyectos secretos CAPS, usando las máquinas y el software para emigrar el proceso de animación de tinta a un método automatizado y más eficiente.

La etapa de cortometrajes se vio interrumpida cuando en mayo de 1991 Pixar y Disney unieron fuerzas mediante un contrato en el que se estipulaba la realización de dos largometrajes. Después del estreno de estas dos películas se realizó un nuevo contrato para cinco películas más. Para ello, ambas compañías compartirían gastos y beneficios a partes iguales; y Pixar conseguía además que su nombre figurara como “realizadora”, pero no como propietaria.

La primera de estas películas en ver la luz fue Toy Story, dirigida John Lasseter, un antiguo trabajador de Walt Disney. Con esta película lograron un Oscar especial por realizar la primera película animada por computador de la historia. Además se convirtió en la película más taquillera de 1995 al recaudar más de 360 millones de dólares. Posteriormente, Monsters, Inc resultó un nuevo éxito en las taquillas y alzó a Pixar a lo más alto del panorama cinematográfico.

No fue hasta 2004 cuando Pixar y los estudios Disney rompen relaciones; pero el 24 de enero de 2006 Disney adquirió Pixar por 7400 millones de dólares. En la transacción Disney le cedió el control de su estudio de animación a los directores creativos de Pixar. Con la operación, Steve Jobs se convirtió en uno de los mayores accionistas de Disney.
Como el intercambio de activos es una operación de Disney y Pixar, decidieron extender su contrato de distribución hasta 2007 con una sola producción, Ratatouille. Esta película fue distribuida por Disney pero pagada por Pixar, por lo que mantuvo los derechos de explotación. Puesto que al terminar la compra todos los derechos de Pixar pasarían a ser de la propiedad de Disney, los derechos de Ratatouille se adjudicaron a Pixar como previsión en el caso de que la fusión fallase. En cuanto a las animaciones, se ha buscado una mayor rentabilidad, reduciendo en inversiones de innovación y se ha recortado en la etapa de producción, validando antes el resultado

“Edificio Steve Jobs” en los estudios de PIXAR en California.

La compañía hasta 2010 había ganado 2500 millones de dólares en todo el mundo, 150 millones en DVD y 16 Óscars de la Academia. Ese mismo año, Pixar fundó Pixar Canada, un estudio localizado en Vancouver, Canadá, que tenía la tarea de hacer cortometrajes basados en películas como Toy Story Toons y Cars Toons.
Al año siguiente, en 2011, Pixar fundó un segundo edificio al lado del original, con la principal meta de poner en producción más proyectos. El edificio nuevo fue llamado Phase II, aunque es conocido dentro de la compañía como el Brooklyn; mientras que en las primeras instalaciones mantienen el nombre de The Steve Jobs Building (‘el edificio Steve Jobs’ en español), en honor al fallecido cofundador Steve Jobs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s